Juliana Galvis se transforma en corajuda oficial de policía - Amor
Famosos

Juliana Galvis se transforma en corajuda oficial de policía

Al ver a la mujer caprichosa, posesiva y enamoradiza que Juliana Galvis interpretó en la novela La Pola con su personaje de María Ignacia Valencia, que le valió una nominación a los premios India Catalina 2010 como actriz antagónica, ni ella misma habría imaginado que tiempo después, adoptaría la personalidad de la Subteniente Silvia Pardo, un papel que implicó muchos retos y sacrificios en la vida de la actriz bumanguesa, quien confesó que si bien le dio algo de miedo meterse en la piel de una policía, hoy agradece haber podido vivir esta gran experiencia que le dejó muchos aprendizajes, al tiempo que pudo conocer un poco más sobre el universo de los policías, a quienes les tiene un profundo respeto y admiración.

Al ver a la mujer caprichosa, posesiva y enamoradiza que Juliana Galvis interpretó en la novela La Pola con su personaje de María Ignacia Valencia, que le valió una nominación a los premios India Catalina 2010 como actriz antagónica, ni ella misma habría imaginado que tiempo después, adoptaría la personalidad de la Subteniente Silvia Pardo, un papel que implicó muchos retos y sacrificios en la vida de la actriz bumanguesa, quien confesó que si bien le dio algo de miedo meterse en la piel de una policía, hoy agradece haber podido vivir esta gran experiencia que le dejó muchos aprendizajes, al tiempo que pudo conocer un poco más sobre el universo de los policías, a quienes les tiene un profundo respeto y admiración.

Al ver a la mujer caprichosa, posesiva y enamoradiza que Juliana Galvis interpretó en la novela La Pola con su personaje de María Ignacia Valencia, que le valió una nominación a los premios India Catalina 2010 como actriz antagónica, ni ella misma habría imaginado que tiempo después, adoptaría la personalidad de la Subteniente Silvia Pardo, un papel que implicó muchos retos y sacrificios en la vida de la actriz bumanguesa, quien confesó que si bien le dio algo de miedo meterse en la piel de una policía, hoy agradece haber podido vivir esta gran experiencia que le dejó muchos aprendizajes, al tiempo que pudo conocer un poco más sobre el universo de los policías, a quienes les tiene un profundo respeto y admiración.

Subir de peso, realizar un gran entrenamiento físico que incluyó manejo de armas, realizar allanamientos, patrullajes y demostrarse a sí misma que sí podía asumir este nuevo desafío en su exitosa carrera como actriz, fueron algunos de los sacrificios que debió hacer Juliana y que hoy al ver los resultados de la serie, le dan la certeza de no haberse equivocado al aceptar interpretar este personaje.

¿Háblenos sobre las características de Silvia Pardo?

Es una mujer fuerte, con unos valores morales y unos principios muy claros que en algún momento de la historia van a verse un poco atacados, pero no puedo revelar nada porque de eso se van a dar cuenta a medida que transcurra la historia. Ella es la hija de un General de la policía, algo que contrario a favorecerla, le trae muchos problemas, pues mucha gente cree que ella está en la institución por palanca y en realidad Silvia va a demostrar que está en la policía porque ama su trabajo. Ella empieza trabajando en inteligencia y tiene un olfato increíble para detectar a los ladrones y situaciones sospechosas.

Hemos visto en la historia que Silvia es novia del Mayor Lince, personaje que interpreta Andrés Toro, sin embargo no la vemos muy feliz en esa relación.

Sí ella es la novia de Lince desde que estaba en la escuela, él es un hombre correcto y para el papá y la familia de Silvia, es el hombre perfecto para ella, porque por sus capacidades puede convertirse en General. Y aunque Silvia lo ve como un buen hombre, hay algo que no le gusta de Lince y por esta razón no puede enamorarse de él. Esto le genera muchas confusiones, porque ella empieza a darse cuenta de que prefiere el amor de una persona más sencilla como Contreras (Alejandro Buitrago), que ha sido el amigo de toda su vida y al que adora porque le parece que es un gran hombre con el que quiere darse una oportunidad.

Ustedes tuvieron un entrenamiento muy especial para representar a los policías que incluía manejo de armas. ¿Qué fue lo más complicado de este proceso?

Realizamos un entrenamiento muy duro especialmente para mí que venía de actuar en La Pola, donde mi personaje era una mujer muy flaca y muy blanca. Entonces representar a la Subteniente Silvia Pardo, fue muy complicado, porque primero tenía que estar físicamente muy fuerte y tener resistencia y casi todo el tiempo en las escenas estábamos corriendo. Para lograrlo, me preparé yendo mucho al gimnasio y haciendo pesas. También me subí un poco de peso y me bronceé, porque no es lógico que una persona que está en la policía, sea tan blanca. Y en la parte actoral, tuvimos una preparación muy fuerte con la policía, en el que aprendimos a disparar y descubrí que tengo una gran puntería. También hicimos allanamientos, requisas y lo más duro para mí fue que tuvimos que hacer patrullaje, salir a la calle y ver lo que pasa. Tuve que enfrentarme a esa realidad que vemos en los noticieros, ver el maltrato intrafamiliar en carne propia y cómo en frente mio apuñalaron a una persona. También vivimos de cerca el nivel de prostitución que hay en ciertas zonas de la ciudad, la drogadicción y tantas cosas tan dolorosas. Fue difícil, pero también creo que eso nos sirvió mucho para entender un poco a nuestros personajes. Eso no quiere decir que vayamos a idealizar a nuestros policías, porque como en toda institución hay gente buena, mala, regular, honesta y corrupta.

¿Cambió su concepto con respecto a la policía después de haberse metido en sus zapatos?

Como ciudadana común, yo tenía a la policía en un muy mal concepto, pero después de ponerme ‘en sus pantalones’, debo decir que los admiro muchísimo, porque la gran mayoría son personas buenas que se sacrifican absolutamente por desconocidos, que dan su vida por ellos y no les importa si tienen que dejar a sus hijo en su casa con tal de poder ayudar a los ciudadanos que los necesitan.

¿Cuál fue el mayor reto y la mayor satisfacción de interpretar a este personaje?

Retos hubo muchos, físicamente debo aceptar que soy un poco torpe en mi vida cotidiana, entonces esto implicó demostrarme a mí misma que sí podía interpretar un personaje con tanta fuerza y carácter y prepararme físicamente para darle vida a una policía. Tenía que estar todo el tiempo muy concentrada para no caerme mientras hacía una escena o mientras me montaba a un techo y brincaba un muro. Silvia me enseñó a enamorarme del deporte y del ejercicio y mi vida desde que interpreté este personaje cambió, ahora me siento una mujer más sana, más fuerte y mucho más ágil. Me pareció también muy emocionante aprender a disparar. Aprender a manejar armas fue muy importante para mí, porque uno espera que nunca en la vida le toque una situación difícil en la que tenga que usar un revólver, pero tampoco se sabe cuando lo tenga que hacer para salvar su propia vida.

¿Qué la motivó a aceptar este papel?

Muchas cosas, porque era muy diferente a lo que venía haciendo. Me gustó mucho probarme a mí misma como actriz, como persona y como ser humano de lo que soy capaz de hacer. También me dio muchísimo miedo aceptarlo, por todo el tema de la fuerza física que necesitaba, pero me arriesgué y creo que los resultados han sido muy buenos. Además es una gran responsabilidad representar a muchas de las mujeres policías que hay en este país.

¿Cómo fue el trabajo con Felipe Cano e Israel Sánchez los directores de la serie?

Nunca había trabajado con ellos, son dos hombres maravillosos que tienen mucho talento y una disciplina increíble. No se conforman con que una escena quede bien, sino que nos exigían todo el tiempo y trabajar con ellos fue un gran aprendizaje.

¿Cuáles fueron las amistades que dejó en esta producción?

Andrés Toro (Mayor Iván Lince), él es de esas personas que uno conoce y dice, ‘qué bonito ser humano’. Y Alejandro Buitrago (Subteniente Contreras) también me parece un hombre encantador. Con ellos dos tuve que trabajar más y descubrí que son seres humanos increíbles que rigen su vida con los mandatos de Dios, que lo respetan y lo aman profundamente y que son coherentes y conscientes entre lo que hacen y lo que dicen. Los llevo en mi corazón y los admiro mucho.

¿Qué opina de Majida Issa y Andrés Sandoval, los protagonistas?

Son dos personajes muy especiales que se han guerreado este trabajo. Dos personas absolutamente disciplinadas que han tomado en serio la actuación, han estudiado, se han preparado y eso se ve reflejado en cada una de las escenas que ellos representan.

¿Cuál es el ingrediente que hace atractiva esta serie?

En toda la serie hay mucha acción, pero para mí lo más importante, es que estamos mostrando la verdadera cara de los policías. Nuestra intención no es mostrar personas perfectas, sino seres humanos que luchan diariamente por darnos seguridad a todos los colombianos y que entregan su vida para defendernos.

 

Subir