Nuevos términos sexuales...practícalos ahora mismo - Amor
Famosos

Nuevos términos sexuales…practícalos ahora mismo

Si quieres mejorar tu vida sexual no todo lo que tienes que aprender son nuevas posturas. Descubre lo último en vocabulario erótico y decide si te apetece probarlo. Tal vez ya lo hayas puesto en práctica sin saberlo…

Así se llama ahora al “amigo con derecho a roce” de toda la vida. Si practicas sexo con alguien sin que haya entre vosotros ninguna vinculación amorosa, entonces tienes un “precop”. Un término que separa claramente amor de sexo y que define una especie de acuerdo tácito o explícito entre tus amantes y tú.

¿Alguna vez has metido cepillo de dientes, tanga y toallitas húmedas en el bolso además de preservativos por si tu cita iba muy bien? Entonces ya has practicado el ‘shagbag’, un término que en principio tenía connotaciones negativas pero que ahora se emplea para definir esa bolsa que siempre tienes preparada con lo indispensable por si termináis en su casa. ¿Quieres prepararla? Que no falte ropa interior, cepillo de dientes y de pelo, muestras de crema y maquillaje, chicles y otras cosas imprescindibles que puedas necesitar si pasas la noche con él.

Se trata de despertar el deseo sexual de tu pareja dándole un masaje erótico utilizando solamente los pies. ¿Cómo se hace? Eva Longoria lo mostró en uno de los capítulos de “Mujeres Desesperadas”. Aunque el objetivo no sea erótico, esta práctica también es habitual en los masajes de tipo tailandés.

Se trata de hacerle cosquillas eróticas a tu pareja y se está poniendo de moda entre las mujeres. Ideal para romper el hielo, para parejas tímidas o para variar los preliminares y reactivar el deseo. También puede ser una buena terapia cuando estáis estresados o de mal humor.

Esta palabra se refiere a todo tu “backstage erótico”, es decir, a tus fantasías sexuales, recuerdos, sensaciones, pelis, lecturas y hasta olores a los que recurras habitualmente para practicar sexo a solas. ¿Quién no tiene su “solodex”?

¿Alguna vez has cometido la locura de escaparte de una fiesta o un evento con un amante o alguien a quien acabas de conocer para iros a un hotel y practicar sexo? Entonces has hecho “sexit”. También puede calificarse así a una escapada de urgencia con tu pareja o amante conocido siempre que se trate de algo inesperado e irrefrenable.

¿Cuántas veces has leído que practicando sexo se hace ejercicio? Pues las “bangover” son las placenteras agujetas que te quedan después de una buena sesión de “entrenamiento sexual”. Efectivamente, se trata de un completo y satisfactorio deporte, y como en otro tipo de actividades físicas, las agujetas sólo se pasan practicando con regularidad.

Los expertos en temas de pareja llaman así a la reactivación del deseo que nos produce tener una nueva pareja. De hecho, éste efecto es uno de los mayores causantes de la infidelidad, provocada sobre todo por la rutina que supone la vida en pareja. Tú decides si quieres combatir el efecto Coolidge trabajando cada día en tu relación o dejarte arrastrar por él…

¿Recuerdas cuando eras una adolescente y sólo había besos y caricias? Pues en eso consiste esta excitante práctica, en hacer todo lo que quieras con tu pareja menos llegar a la penetración. Ideal para aumentar su deseo y salir de la rutina sexual.

Que el sexo es mucho más que una práctica placentera o una actividad física lo tiene claro Pierre Durand, autor de“Adelgaza haciendo el amor” (Martínez Roca). Según el autor, durante una relación sexual se pueden gastar hasta 560 calorías, además de tonificar piernas, abdominales, glúteos y brazos. El ejercicio perfecto para llegar espléndida al verano.

Subir