California celebró este fin de semana la edición número 31 del concurso anual de ‘El perro más feo del mundo’. Esta tradicional competencia reúne a miles de espectadores amantes de los animales.

El evento contó con la participación de 19 perros de diferentes razas provenientes en su mayoría de refugios o perreras de ese estado de EE.UU.  

Según los organizadores del evento, la finalidad de esta actividad es resaltar las cualidades de los perros rescatados, como también crear conciencia sobre la adopción y el maltrato animal. 

Scamp the Tramp, un pequeño perro callejero, fue el galardonado. El canino, junto a su dueña, recibió un cheque por 1.500 dólares, un trofeo y la posibilidad de aparecer en un programa de televisión NBC de Estados Unidos.  

Es importante destacar que Scamp ya había participado en el concurso en 2018. Sin embargo, su rival Zsa Zsa, un curioso bulldog inglés, le arrebato el trofeo.  

Por su parte, Puka, Rascal, Tee Tee, Wild Thang, Himisaboo y los demás competidores, con patas chuecas, lenguas caídas, pelajes enredados y dientes salidos, también recibieron su reconocimiento en la alfombra roja del evento.  

Al margen de lo feos que puedan resultar estos animales, una vez más este concurso llamó a la conciencia frente a la protección y el cuidado de los animales. El aspecto físico, como es lógico, no puede resultar un factor para abandonar a su suerte a ningún animal.

Además, el concurso sirvió para tener en cuenta de nuevo y ratificar que el perro sí que es el mejor amigo del hombre, al margen de su aspecto.

Fuente Sistema Integrado Digital