¿Por qué grupos de familia en WhatsApp crean ansiedad en usuarios? - Amor
Me Gusta

¿Por qué grupos de familia en WhatsApp crean ansiedad en usuarios?

WhatsApp
Hay quienes consideran que silenciar las notificaciones de los contactos crea mayor curiosidad de revisar el celular.

La mayoría de personas que utilizan la red social WhatsApp y que pertenece a un grupo llamado en muchas ocasiones ‘Familia’, en el que están incluidos varios integrantes precisamente de la familia, tiene más posibilidades de presentar síntomas de ansiedad.

Un estudio realizado por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) indicó que los mensajes de texto que a diario recibe un usuario son el factor principal para desarrollar el estrés.

Nancy Cheever, profesor de comunicación en la Universidad Estatal de California Domínguez Hills, EE.UU , investigó cómo los celulares pueden influir en el estado de ánimo de un individuo y qué tan cierto era la hipótesis de que los mensajes garantizan altos niveles de ansiedad.  

Mandar mensajes constantemente y recibir notificaciones crea una dependencia excesiva que en ocasiones viola la autonomía y privacidad. Esto entonces indica que ignorar un mensaje se convierte en un reto terapéutico y más si se trata del grupo familiar al que se deja de responder.  

El estudio además señaló que enviar o ignorar un mensaje procedente de un grupo familiar tensa los lazos estrechos entre los seres queridos e incluso crea sentimientos de resentimiento hacia personas, desconociendo el costo excesivo que esto puede generar en su psicología.

Si enviar un mensaje “comienza a resultarte frustrante o estresante, o si té sientes saturada o atrapada por ello, es un buen indicador de que necesitas poner límites“, indicó la psicóloga Dana Gionta.

Por esta razón se puede explicar que los mensajes que van dirigidos a cualquier persona no representan los mismos niveles de estrés que los que pertenecen a las familias debido a que responder o enviar un mensaje va unido a un sentimiento de obligación o presión por los lazos afectivos que se tienen.

La mayoría de conversaciones que se evidencian en esos grupos familiares abarcan temas que no suelen ser urgentes, por ejemplo, la visita familiar, las anécdotas del grupo y en la mayoría de los casos las cadenas o mensajes que suelen rotarse. Este tipo de conversaciones pasan a convertirse  en una charla que estrictamente tiene que ser leída para estar enterado de la conversación que muchas veces no es relevante, pero que hace parte de su grupo familiar

El psicólogo Mark Dombeck titula el problema como una carga cognitiva que puede ser difícil de asumir en medio de otras responsabilidades, teniendo como foco principal la responsabilidad hacia la familia, vista como  urgente y primordial por encima de cualquier otra cosa.  

El experto recomienda lidiar con la culpa, confrontar el problema y reaccionar a los diferentes estímulos sin esperar que la familia se pueda enojar o poner susceptible por considerar que ignoró y no le dio la importancia principal a su mensaje. 

Fuente
Sistema Integrado Digital
Subir