¿Sabías que ya existe una cámara que puede leer un libro sin abrirlo? - Amor
Me Gusta

¿Sabías que ya existe una cámara que puede leer un libro sin abrirlo?

«Ahora podemos juzgar un libro por su portada», declara Laura Waller, profesora de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de California en Berkeley.

Teenage Students In Library Reading Books

En primera instancia, leer cualquier tipo de libro sin necesidad de abrirlo puede ser considerado como algo innecesario. No obstante, investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts, desarrollaron esta idea no para cualquier texto, sino para aquellos documentos históricos que se deseen estudiar sin perjudicar la integridad de los mismos.

Actualmente, existen técnicas que han sido empleadas para este tipo de investigación, pero el MIT quiere ofrecer una respuesta más sencilla que ayude a cumplir la tarea. Su solución: una cámara que cuenta con una tecnología especial, la cual ayuda a ver el texto del libro sin que la persona deba abrirlo.

Leer un libro sin abrirlo

El sistema que posee la cámara utiliza la radiación de terahercios, situada entre la radiación de microondas y la luz infrarroja, que según explican desde el MIT, «tiene varias ventajas sobre otros tipos de ondas que pueden penetrar superficies, tales como los rayos X o las ondas de sonido».

«Los perfiles de frecuencia de terahercios pueden distinguir entre la tinta y el papel en blanco, de una manera en la que los rayos X no pueden».

Los químicos producen frecuencias distintas, lo que permite a la cámara identificarlas y separarlas, a fin de trabajar con cada una. Asimismo, la cámara goza de una programación por algoritmos, la cual traduce las frecuencias y permite que sean visibles al ojo humano, derivando así en la identificación de las letras de una página.

En caso de que la persona necesite leer alguna, solo será necesario acercar el libro a la cámara, ya que la tecnología integrada permite identificar la distancia y profundidad de hasta 20 hojas. No obstante, existen dos desventajas: de las 20 páginas, el sistema solo puede distinguir de forma clara las primeras nueve, y necesita que el papel posea cierto grado de transparencia.

«Ahora podemos juzgar un libro por su portada», declara Laura Waller, profesora de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de California en Berkeley.

Con información de: Redacción NTN24

Subir