Los 5 beneficios de ducharte con tu pareja - Amor
Mujeres Mas

Los 5 beneficios de ducharte con tu pareja

Es, sin duda, una de las actividades más placenteras de la vida. Llegas a casa asfixiada, después de soportar tantas horas de trabajo, con la ropa pegada al cuerpo y, sin casi soltar el bolso, te desvistes y entras flechada a la ducha. El agua, casi helada, recorre tu piel refrescando tu cuerpo y despejando también tu mente. Eso ya es un 10, pero redondear el escenario todavía es posible. Porque si al placer refrescante se le añade el placer sexual, la ducha se convierte, ahora sí, en la mejor experiencia que uno puede imaginar.

La ducha compartida regala, además, muchos más beneficios de los que imaginas. ¿Están los dos en casa? Lee esto, desnúdate, y sal a buscarlo.

 

Mejora la comunicación

Porque el hecho de estar aislados en un espacio tan pequeño hará que, de forma espontánea, estés  en una conversación privada, cercana, estrecha y única.

 

Refuerza la confianza

Porque estar el uno frente al otro, desnudos y expuestos a la potencialmente poca favorecedora luz del baño hará que se despejen de los complejos y acepten  sus cuerpos tal y como son, con sus enormes virtudes y sus nimios defectos.

Encontraras  un antídoto contra la rutina

Porque cambiar de contexto siempre es positivo, y trasladar el sexo a un nuevo entorno supondrá para los dos un aporte extra de excitación que los conducirá a nuevas experiencias y a nuevos juegos y posturas tan placenteras como morbosas.

Acabaras  con el estrés

Porque a nadie se le escapa que la ducha en un día de calor y, por supuesto, el sexo, son dos actividades que reducen con facilidad la tensión y la ansiedad. Vivirán juntos el momento, el presente y, por un espacio de tiempo, tan sólo existirán los dos.

Ahorraras agua

Porque, aunque será en lo que menos estén pensando, también supondrá un punto a favor para la ducha compartida.

Después de conocerlos, ¿te faltan argumentos para probarlo?

Subir