La columna de Angelina Jolie explicando su doble mastectomía - Amor
De Moda

La columna de Angelina Jolie explicando su doble mastectomía

La estadounidense Angelina Jolie, una de las actrices más famosas del mundo y pareja de Brad Pitt, reveló hoy haberse sometido a una doble mastectomía preventiva para reducir su riesgo muy elevado de padecer cáncer.

La estadounidense Angelina Jolie, una de las actrices más famosas del mundo y pareja de Brad Pitt, reveló hoy haberse sometido a una doble mastectomía preventiva para reducir su riesgo muy elevado de padecer cáncer.

La estadounidense Angelina Jolie, una de las actrices más famosas del mundo y pareja de Brad Pitt, reveló hoy  haberse sometido a una doble mastectomía preventiva para reducir su riesgo muy elevado de padecer cáncer.

En un artículo titulado «Mi opción médica» publicado en The New York Times, la actriz de 37 años explica que decidió someterse a la operación porque tiene un gen defectuoso que aumenta su riesgo de cáncer.

Aquí, la columna traducida al español.

«Mi madre luchó contra el cáncer durante casi una década y murió a los 56 años. Se las arregló para aguantar lo suficiente y conocer a sus primeros nietos, pudiendo acunarlos en sus brazos. Pero mis otros hijos jamás podrán conocerla y saber cuan amorosa y virtuosa era.

A menudo hablamos sobre «la mamá de mamá», y me encuentro a mi misma intentando explicar la enfermedad que se la llevó de nuestro lado. Los niños me han preguntado si lo mismo podría llegar a sucederme a mi. Siempre les he dicho que no tienen que preocuparse, pero la verdad es que tengo un gen «defectuoso», el BRCA2, el cual aumenta de forma aguda mi riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovarios.

Mis médicos estimaban que tenía un 87% de posibilidades de tener cáncer de mama y un 50% de tener cáncer de ovarios, aunque el riesgo es diferente en el caso de cada mujer.

Solo una fracción del cáncer de mama se produce como consecuencia de una herencia genética mutada. Aquellos con un defecto en el BRCA1 tienen un 65% de riesgo de tenerlo de media.

Una vez supe que ésta era mi realidad, decidí ser proactiva y minimizar el riesgo lo máximo posible. Tomé la decisión de hacerme una doble mastectomía preventiva. Comencé con los senos, ya que mi riesgo de tener cáncer de mama era mayor que el de desarrollar uno de ovarios, y la cirugía es más compleja.

El 27 de abril llegaron a su fin tres meses de procedimientos médicos entre los que se encontraban las mastectomías. Durante ese tiempo me las he sido capaz de mantener este hecho en privado y he podido hacerlo sin que afectase a mi trabajo.

Ahora estoy escribiendo esto esperando que otras mujeres puedan beneficiarse de mi experiencia. El cáncer es aún una palabra que golpea fuerte con miedo en los corazones de la gente, produciendo una profunda sensación de impotencia. Pero ahora es posible descubrir a través de un análisis de sangre si una es altamente susceptible de desarrollar cáncer de mama o de ovarios y actuar en consecuencia.

El proceso que yo viví comenzó el dos de febrero con un procedimiento llamado «aplazamiento del pezón» que elimina la enfermedad de los conductos que se encuentran detrás de los pezones e insufla un flujo de sangre extra en el área. Esto puede resultar doloroso y provocar moratones, pero aumenta las posibilidades de conservar los pezones.

Dos semanas después tuve la cirugía más importante en la que el tejido del seno es retirado y se rellena temporalmente. La operación puede llagar a durar 8 horas. Te despiertas con tubos de drenaje y aperturas en tus pechos. Parece una escena de una película de ciencia ficción , pero días después puedes volver a tu vida normal.

Nueve semanas después tiene lugar la última operación en la que te reconstruyen el pecho y te ponen implantes. Ha habido muchos avances en este procedimiento en los últimos años y el resultado puede ser realmente precioso.

Escribo esto para decirles a otras mujeres que la decisión de hacerme la mastectomía no fue fácil, pero estoy realmente feliz habiéndola tomado. Mis posibilidades de tener cáncer de mama han bajado del 87 a menos de un 5%. Puedo decirles a mis hijos que no deben tener miedo de perderme a causa de un cáncer de mama.

Es reconfortante que no puedan ver nada que les haga sentir incómodos. Pueden ver unas pequeñas cicatrices y ya está. Todo lo demás es simplemente mamá, la misma de siempre. Saben que los quiero y que quiero pasar con ellos el máximo tiempo posible. Una apreciación personal, no me siento menos mujer. Siento que he tomado el control y que he tomado un decisión difícil y dura que de ninguna manera disminuye mi feminidad.

Soy muy afortunada de tener una pareja, Brad Pitt, tan amorosa, apoyándome en todo momento. Así que todo aquel que tenga una mujer o una novia pasando por esto, debe saber que es una parte muy importante del proceso. Brad estaba en el centro médico, mientras yo era tratada, en todo momento, cada minuto de las operaciones. Se las arregló para encontrar momentos en los que reír juntos. Sabíamos que esta era la decisión correcta para nuestra familia y que podría acercarnos más, mantenernos unidos. Así ha sido.

Para cualquier mujer que esté leyendo esto, espero que te ayude a saber que tienes más opciones. Quiero animar a cada mujer, especialmente si en tu familia hay una herencia de cáncer de mama o de ovarios, a buscar información y médicos especializados que puedan ayudarte a pasar por este aspecto de tu vida y a tomar decisiones a partir de información fidedigna.

Soy consciente de que hay muchos médicos holísticos estupendos trabajando en alternativas a la cirugía. Mi propia dieta será subida a la página web del Pink Lotus Breast Center. Espero que esto sirva de ayuda a otras mujeres.

Solo el cáncer de mamá mata a 458.000 personas cada año según la Organización Internacional de la Salud, sobre todo en países de baja o media capacidad adquisitiva. Debe ser una prioridad asegurarse de que más mujeres puedan acceder al test genético y a un tratamiento que les pueda salvar la vida, sin tener en cuenta sus recursos, su nivel educativo o donde vivan. El coste del test del BRCA1 y el BRCA2 es, en Estado Unidos 3000$, un obstáculo para muchas mujeres.

He elegido no mantener todo esto en privado porque hay muchas mujeres que no saben que pueden estar viviendo bajo la sombra del cáncer. Mi esperanza es que ellas también puedan hacerse un test genético, y si tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer puedan saber también que tienen importantes y fuertes opciones.

La vida está llena de grandes retos. Los que no deberían asustarnos son aquellos que podemos afrontar tomando el control.»

Angelina Jolie.

++

La columna original publicada en inglés aquí:    

«MY MOTHER fought cancer for almost a decade and died at 56. She held out long enough to meet the first of her grandchildren and to hold them in her arms. But my other children will never have the chance to know her and experience how loving and gracious she was.

We often speak of “Mommy’s mommy,” and I find myself trying to explain the illness that took her away from us. They have asked if the same could happen to me. I have always told them not to worry, but the truth is I carry a “faulty” gene, BRCA1, which sharply increases my risk of developing breast cancer and ovarian cancer.

My doctors estimated that I had an 87 percent risk of breast cancer and a 50 percent risk of ovarian cancer, although the risk is different in the case of each woman.

Only a fraction of breast cancers result from an inherited gene mutation. Those with a defect in BRCA1 have a 65 percent risk of getting it, on average.

Once I knew that this was my reality, I decided to be proactive and to minimize the risk as much I could. I made a decision to have a preventive double mastectomy. I started with the breasts, as my risk of breast cancer is higher than my risk of ovarian cancer, and the surgery is more complex.

On April 27, I finished the three months of medical procedures that the mastectomies involved. During that time I have been able to keep this private and to carry on with my work.

But I am writing about it now because I hope that other women can benefit from my experience. Cancer is still a word that strikes fear into people’s hearts, producing a deep sense of powerlessness. But today it is possible to find out through a blood test whether you are highly susceptible to breast and ovarian cancer, and then take action.

My own process began on Feb. 2 with a procedure known as a “nipple delay,” which rules out disease in the breast ducts behind the nipple and draws extra blood flow to the area. This causes some pain and a lot of bruising, but it increases the chance of saving the nipple.

Two weeks later I had the major surgery, where the breast tissue is removed and temporary fillers are put in place. The operation can take eight hours. You wake up with drain tubes and expanders in your breasts. It does feel like a scene out of a science-fiction film. But days after surgery you can be back to a normal life.

Nine weeks later, the final surgery is completed with the reconstruction of the breasts with an implant. There have been many advances in this procedure in the last few years, and the results can be beautiful.

I wanted to write this to tell other women that the decision to have a mastectomy was not easy. But it is one I am very happy that I made. My chances of developing breast cancer have dropped from 87 percent to under 5 percent. I can tell my children that they don’t need to fear they will lose me to breast cancer.

It is reassuring that they see nothing that makes them uncomfortable. They can see my small scars and that’s it. Everything else is just Mommy, the same as she always was. And they know that I love them and will do anything to be with them as long as I can. On a personal note, I do not feel any less of a woman. I feel empowered that I made a strong choice that in no way diminishes my femininity.

I am fortunate to have a partner, Brad Pitt, who is so loving and supportive. So to anyone who has a wife or girlfriend going through this, know that you are a very important part of the transition. Brad was at the Pink Lotus Breast Center, where I was treated, for every minute of the surgeries. We managed to find moments to laugh together. We knew this was the right thing to do for our family and that it would bring us closer. And it has.

For any woman reading this, I hope it helps you to know you have options. I want to encourage every woman, especially if you have a family history of breast or ovarian cancer, to seek out the information and medical experts who can help you through this aspect of your life, and to make your own informed choices.

I acknowledge that there are many wonderful holistic doctors working on alternatives to surgery. My own regimen will be posted in due course on the Web site of the Pink Lotus Breast Center. I hope that this will be helpful to other women.

Breast cancer alone kills some 458,000 people each year, according to the World Health Organization, mainly in low- and middle-income countries. It has got to be a priority to ensure that more women can access gene testing and lifesaving preventive treatment, whatever their means and background, wherever they live. The cost of testing for BRCA1 and BRCA2, at more than $3,000 in the United States, remains an obstacle for many women.

I choose not to keep my story private because there are many women who do not know that they might be living under the shadow of cancer. It is my hope that they, too, will be able to get gene tested, and that if they have a high risk they, too, will know that they have strong options.

Life comes with many challenges. The ones that should not scare us are the ones we can take on and take control of.»

Angelina Jolie is an actress and director.

Subir