Las fobias más extrañas de las celebridades - Amor
Novedades

Las fobias más extrañas de las celebridades

Foto: Megan Fox (Frazer Harrison/AFP), Madonna (Paul Zimmerman/AFP).
Desde miedo irracional a los huevos hasta asco al papel.

Una fobia es un intenso temor incontrolable e irracional hacia diferentes tipos de cosas, sean objetos, ideas, animales o situaciones. Hay algunas fobias que son más comunes como la claustrofobia, miedo a los espacios cerrados; aracnofobia, miedo a las arañas; homofobia, antipatía hacia las personas homosexuales. Así como también existen otros temores más extraños, tal es el caso de estos famosos.

Para empezar, el cineasta británico Alfred Hitchcock, recordado por dirigir grandes producciones como ‘Psicosis’; tenía dos fobias, una de ellas hacia la policía. Este miedo se originó en su infancia. Cuando tenía seis años su padre quiso castigar su mal comportamiento enviándolo con una carta a la policía , uno de los uniformados la leyó y posteriormente encerró al pequeño Hitchcock en una celda diciéndole que eso era lo que hacían con todos los chicos malos, reseña la revista Rolling Stone.

Por otro lado, el director de cine también odiaba los huevos, el color amarillo de la yema le parecía repulsivo.

Orlando Bloom, conocido por su papel del ‘Elfo Sinda Legolas’ en ‘El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo’, le tiene terror a los cerdos. Su colega Nicole Kidman, no le teme a los cerdos, pero sí a las mariposas, lo que se conoce como lepidopterofobia. La actriz ha asegurado en diferentes entrevistas que de pequeña era incapaz de cruzar la puerta de su casa si veía que alguna mariposa estaba posada allí.

Aunque Madonna es sinónimo de mujer fuerte y pareciera que no le tiene miedo a nada, lo cierto es que la reina del pop, padece brontofobia, miedo a los truenos y/o tormentas eléctricas. Por otro lado, la actriz Megan Fox más que tener una fobia, tiene una manía. Como relató alguna vez en el programa de Jimmy Fallon, odia la sensación al tocar el papel, según ella, preferiría que todo estuviera laminado, sin embargo, para lidiar con su aversión, siempre tiene un vaso de agua cerca para humedecerse constantemente los dedos mientras lee sus guiones.

Por último, el ganador de un Óscar, Mathew McConaughey, le teme a las puertas giratorias y quedarse atrapado en ellas, por tal motivo, las evita siempre que puede.

Fuente: Sistema Integrado Digital
Subir