¿Por qué algunas personas engordan y otras no? - Amor
De Moda

¿Por qué algunas personas engordan y otras no?

El metabolismo es diferente en cada persona y de él depende nuestra capacidad de perder peso. El metabolismo esta condicionado a varios factores como el peso, la altura, el sexo y la edad, variables que también influyen en la cantidad de músculo que tenga nuestro cuerpo.

El metabolismo es diferente en cada persona y de él depende nuestra capacidad de perder peso. El metabolismo esta condicionado a varios factores como el peso, la altura, el sexo y la edad, variables que también influyen en la cantidad de músculo que tenga nuestro cuerpo.

El metabolismo es diferente en cada persona y de él depende nuestra capacidad de perder peso. El metabolismo esta condicionado a varios factores como el peso, la altura, el sexo y la edad, variables que también influyen en la cantidad de músculo que tenga nuestro cuerpo.

La grasa es una parte de nuestro cuerpo que no requiere demasiada energía, en cambio el músculo es caliente, por lo que su consumo de energía es mucho mayor, haciendo que el metabolismo basal sea más alto.

Por lo tanto un cuerpo con mayor cantidad de masa muscular quema muchas más calorías que un cuerpo mas repuestico. Esta es la explicación a porqué a las mujeres les cuesta más bajar de peso que a los hombres, pues ellas acumulan grasa extra en las caderas y cintura, la cual esta destinada a funcionar como fuente de energía para el bebé durante el embarazo. Al tener una mayor proporción de grasa que de músculo, su metabolismo es más lento y queman menos calorías.

Hasta los 25 años, una mujer tiene al rededor de un 22% de grasa corporal, a partir de entonces el porcentaje sube progresivamente hasta superar el 31% después de los 60. En cuento al hombre el porcentaje es aproximadamente 15% hasta los 25 años y un 23.5% pasados los 60.

Con el paso de los años el cuerpo va perdiendo masa muscular y va aumentado las reservas de grasa, lo que equivale a un metabolismo menos activo y con menor gasto de calorías.

Si somos sedentarios y ya pasamos los 30 años, nuestro cuerpo empieza silenciosamente a quemar cada vez menos calorías. Por esta razón, aún cuando no aumentamos la cantidad de comida que incorporamos, engordamos casi sin darnos cuenta. La cosa empeora si vamos agregando «cositas» a nuestra alimentación cotidiana.

Subir