¿Mis hijas pueden ser una amenaza?: el síndrome de Blanca Nieves - Amor
Pareja

¿Mis hijas pueden ser una amenaza?: el síndrome de Blanca Nieves

Así se refieren los expertos a este síndrome que parece sacado de cuento de hadas.

Así se refieren los expertos a este síndrome que parece sacado de cuento de hadas.

Durante su juventud fue una mujer hermosa, popular, atractiva. Los años le trajeron madurez (física y mental), matrimonio e hijas, las cuales, obviamente, fueron tan hermosas, populares y atractivas como ella.

Sin embargo, lejos de sentirse orgullosa por sus bellos retoños, conforme éstos llegaron a la juventud (o adolescencia) y alcanzaron su pleno desarrollo; ella comenzó a sentirse amenazada, por lo que desarrollo un inexplicable instinto de competencia y, en un afán por sentirse vigente y en plenitud, comenzó a comportarse como una veinteañera y no como una mujer madura.

Mujeres que consideran a su hija como una versión mejorada de sí mismas, un apéndice, un eco; se adueñan de sus deseos y diseñan para la pequeña elevadas metas que la niña acaba persiguiendo con ahínco de quien teme decepcionar.

Son madres exigentes y narcisistas, que consideran los triunfos de la hija como propios, pero, al mismo tiempo, no pueden soportar sus éxitos porque les corroe la envidia. Las aman, pero las vampirizan y no las dejan ser ellas mismas porque las ven como una propiedad.

Así se refieren los expertos a este síndrome que parece sacado de cuento de hadas.

Subir