Aprende a descubrir el punto G - Amor
Pareja

Aprende a descubrir el punto G

Muy seguramente has escuchado hablar de este punto, conocido como una zona erógena ubicada dentro de la vagina, que si es estimulada durante las relaciones sexuales puede ocasionar orgasmos múltiples e intensos, hasta el punto de lograr en algunos casos la denominada “eyaculación femenina”

Muy seguramente has escuchado hablar de este punto, conocido como una zona erógena ubicada dentro de la vagina, que si es estimulada durante las relaciones sexuales puede ocasionar orgasmos múltiples e intensos, hasta el punto de lograr en algunos casos la denominada "eyaculación femenina"

Muy seguramente has escuchado hablar de este punto, conocido como una zona erógena ubicada dentro de la vagina, que si es estimulada durante las relaciones sexuales puede ocasionar orgasmos múltiples e intensos, hasta el punto de lograr en algunos casos la denominada “eyaculación femenina”

Puede resultar muy estimulante explorar el cuerpo y hallar su punto G, el cual no es realmente un punto, sino una zona ubicada en el interior de la vagina, similar a un botón con un ligero relieve. Este resulta más fácil de localizar luego del orgasmo, pues se transforma en una zona de mayor sensibilidad.

Su nombre deriva simplemente de la inicial del Dr. Ernst Grafenberg, el médico que dedicó sus estudios a explorar esta zona, hace más de sesenta años. Sin embargo su descubrimiento es muy anterior, siendo utilizado desde hace miles de años por los practicantes del Sexo Tántrico.

Algunas mujeres afirman que tienen su punto G detrás de sus orejas, en sus muslos, en sus senos o en muchas otras partes de su cuerpo. Lo cierto es que estas pueden ser sus zonas erógenas más fuertes, pero este punto no se ubica allí. Como mencionamos, este punto se ubica en la pared frontal de la vagina, aproximadamente cinco centímetros hacia adentro, justo detrás del clítoris y del hueso púbico.

¿Cómo encontrarlo?

Para encontrar esta zona debe existir estimulación previa, con diferentes juegos sexuales para excitarla y lubricar la vagina. La exploración es más efectiva si la haces con tus dedos, y por lo tanto sin una correcta lubricación podría ser dolorosa.

Introduce lentamente tus dedos buscando la zona, una vez ubicada, apóyalos suavemente y haz movimientos de acuerdo al ritmo que ambos deseen, hasta lograr la estimulación. Este juego sexual requiere mucha comunicación, pues variar la presión o los movimientos, influirá en la excitación de la mujer.

Recomendaciones

Tal vez algunas recomendaciones parezcan un poco obvias pero nunca está de más recordarte que para este tipo de estimulación es recomendable que las manos estén bien limpias y que las uñas estén cortas, añadiendo quizás algún tipo de gel o crema lubricante, con el fin de que las caricias resulten más agradables.

En ocasiones los orgasmos femeninos provocados por la estimulación del punto G pueden producir lo que se denomina “eyaculación femenina”, que es un líquido similar al semen que se produce como reflejo espontáneo. Algunas mujeres se avergüenzan al sucederles esto, lo cual no tiene por qué ser así. Los textos tántricos le llaman la Marea Yin, y a al fluido resultante se le dice “amrita”, lo que significa “néctar divino”, y se le consideraba benéfico tanto para la mujer como para su amante.

La estimulación de este placentero punto a través del pene es un poco más difícil pero no imposible. Hay posiciones sexuales que favorecen la estimulación de esta zona, por ejemplo aquellas en las que la mujer está sentada encima del hombre o en las que es penetrada desde atrás.

Subir