Cargar o no cargar un preservativo, ¿ese es el dilema? - Amor
Pareja

Cargar o no cargar un preservativo, ¿ese es el dilema?

Preguntas y respuestas que formula nuestra más sincera columnista, Débora Arango.

Preguntas y respuestas que formula nuestra más sincera columnista, Débora Arango.

En pleno siglo XXI, todavía existe el miedo y la duda en algunas mujeres por cargar o no un preservativo, todo esto se debe a causa del machismo y la doble moral en nuestras sociedades “tradicionalistas”; preguntas como: ¿llevar y/o guardar un condón nos hace mujeres fáciles? ¿Tomar la decisión de protegernos nos hace una de ellas?

Frente a estas preguntas, encontramos respuestas y en la mayoría de los casos despectivas, tales como: “Sencillo, que los cargue el que está dispuesto a pedirlo y la que está dispuesta a darlo” o “las mujeres y el preservativo no van de la mano”.

Protección no es sinónimo de pu**, guarr@, golfa o meretriz. ¿Hasta cuándo el tildar a la mujer como presa fácil (por cargar un preservativo), dejará de ser deporte?, ¿porqué no sucede lo mismo cuando nosotras nos cuidamos con otros métodos anticonceptivos? (píldoras, inyecciones, espermicidas, entre otros).

Si nos fijamos, el 39,2 por ciento de las mujeres utilizan los anteriores contraconceptivos sin necesidad de tener pareja sexual estable.

Si es normal cargar y consumir aquellas píldoras para el control natal ¿porqué no un condón? ¿Acaso no es lo mismo? Recuerden que los profilácticos no sólo previenen embarazos, sino también evita posibles contagios de ETS, a lo anterior ¿no les basta?, ¿seguiremos en la misma
tónica del señalar?

En otro aspecto, la sexualidad no sólo les corresponde a los hombres, también concierne a las mujeres, no olvidemos que nosotras participamos activamente de esta, por lo tanto tenemos derecho a decidir qué hacer y cómo protegernos.

Sucesivamente, el tabú por el tema sexual persistirá (siendo honestos), pero “gracias” a la misma ideología veda que se tiene, ha sido (sobre todo) en las chicas un determinante para generar cambios, como por ejemplo: “tomar el toro por los cuernos”, ver y tratar el sexo como
realmente es, con mente abierta, sin prejuicios, disfrutarlo y por supuesto, asumirlo con respeto y compromiso.

Para finalizar ¿quién dijo que el condón, profiláctico o preservativo es una moda?, ¡rompamos esquemas! combatamos la postura machista y el qué dirán… “los tiempos cambian”.

Ahora las mujeres exigimos tolerancia, porque en realidad, tildar al género femenino hiere y más, si se trata por la decisión de haber tomado las riendas de nuestra sexualidad; el de responsabilizarnos.

Es momento de entender que el protegernos no es una opción, es una obligación.

(Me atrevo a decir: inteligentes las prostitutas).

Una opinión de @DeboraArango

Subir