Chocolate para un corazón sano - Amor
Pareja

Chocolate para un corazón sano

Comer chocolate negro, ver películas cómicas, evitar trabajos estresantes y pedalear fuerte al andar en bicicleta son opciones que ayudan a mantener el corazón sano, según estudios difundidos en París en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

Comer chocolate negro, ver películas cómicas, evitar trabajos estresantes y pedalear fuerte al andar en bicicleta son opciones que ayudan a mantener el corazón sano, según estudios difundidos en París en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

Comer chocolate negro, ver películas cómicas, evitar trabajos estresantes y pedalear fuerte al andar en bicicleta son opciones que ayudan a mantener el corazón sano, según estudios difundidos en París en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

Ejercicio

Las bondades del ejercicio para evitar problemas cardiovasculares ya han sido documentadas, pero ahora una investigación demostró que lo que importa es la intensidad de ese ejercicio, concretamente al andar en bicicleta.

“Una gran parte de la actividad física diaria durante el tiempo libre debe ser vigorosa, basada en la propia percepción de intensidad que tenga el individuo”, dijo el cardiólogo  Schnohr.

Humor

La veracidad del viejo adagio de que “la risa es la mejor medicina” se comprobó en otro estudio, que concluyó que una buena dosis de humor ayuda a los vasos sanguíneos.

Cuando se ven películas de humor el revestimiento de los vasos sanguíneos se extiende. En total, se registró “un 30%  a 50% de diferencia en el diámetro de los vasos sanguíneos entre las fases de risa y de estrés mental cuando se ven películas violentas o de suspenso”, dijo Miller, de la Universidad de Maryland.

Chocolate

Quizás el camino menos doloroso para una mejor salud cardiovascular es el más natural de todos para muchas personas: comer chocolate.

Investigaciones anteriores ya habían establecido una relación entre los productos a base de cacao y la reducción de la presión arterial o la mejora en el flujo sanguíneo, a menudo atribuido a los antioxidantes, pero la magnitud del impacto seguía siendo poco clara. La ingesta de chocolate se asoció con una reducción del 37% de las enfermedades cardiovasculares, y una caída del 20% de los accidentes cerebro-vasculares, en comparación con quienes consumían menos o nada de chocolate.

Estos resultados, sin embargo, deben tenerse en cuenta con una advertencia importante: las moléculas saludables se encuentran en el cacao amargo, no en el azúcar y la grasa con la que éstas se combinan habitualmente. “El chocolate disponible en el mercado es muy calórico y comer demasiado puede llevar a un aumento de peso, riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas”, indicó el estudio.

 

 

AFP

 

Subir