Indemnizan a mujer por accidente en un motel mientras tenía sexo - Amor
Pareja

Indemnizan a mujer por accidente en un motel mientras tenía sexo

La mujer australiana reclamaba que la indemnizaran pues mientras se encontraba en un viaje de trabajo, ella sostuvo relaciones sexuales con un amigo y una lámpara de vidrio de un motel les cayó encima.

La mujer australiana reclamaba que la indemnizaran pues mientras se encontraba en un viaje de trabajo, ella sostuvo relaciones sexuales con un amigo y una lámpara de vidrio de un motel les cayó encima.

La mujer australiana reclamaba que la indemnizaran pues mientras se encontraba en un viaje de trabajo ella sostuvo relaciones sexuales con un amigo y una lámpara de vidrio de un motel les cayó encima.

El accidentado hecho amoroso ocurrió en noviembre de 2007 cuando la mujer de 30 años se encontró con un amigo para ir a cenar a un restaurante y luego al regresar a su habitación en el motel, la pareja dio rienda suelta a la pasión lo que terminó en el accidente que le dejo a la mujer lesiones en la cara y problemas psicológicos razones con las que justificó su demanda.

La batalla judicial se generó porque la mujer se encontraba en un viaje de trabajo para la sección de Relaciones Humanas del Gobierno Estatal. Los abogados que rechazaban el pago de la indemnización argumentaban que no era claro si la lampará cayó a causa de los fuertes movimientos de la pareja durante el acto o simplemente cayó por accidente.

Finalmente, el juez del Tribunal Federal de Australia John Nicholas le dio la razón a la mujer justificando su decisión con el hecho de que el empleador así no la hubiera mandado a participar en la actividad sexual no significaba que este desaprobara el hacerlo y las lesiones ocurrieron en el transcurso de su viaje de trabajo lo que le daba derecho a la indemnización. Además que el tener sexo era un incidente ordinario en una habitación de motel, al igual que si hubiese ocurrido mientras ella se duchaba, jugaba o dormía.

En una instancia previa la indemnización había sido negada por un Tribunal Administrativo de Apelación, ya que la mujer había hecho la actividad recreativa sin que su empleador la hubiera inducido, fomentado o tolerado.

 

Subir