Juegos sexuales poco comunes pero muy excitantes – Amor
Pareja

Juegos sexuales poco comunes pero muy excitantes

Las preferencias y deseos sexuales en la intimidad son tan únicos como cada persona, además cada pareja tiene su propio espacio para descubrir y experimentar nuevos placeres mediante prácticas sexuales, de las cuales no muchas son comunes.

Las preferencias y deseos sexuales en la intimidad son tan únicos como cada persona, además cada pareja tiene su propio espacio para descubrir y experimentar nuevos placeres mediante prácticas sexuales, de las cuales no muchas son comunes.

Las preferencias y deseos sexuales en la intimidad son tan únicos como cada persona, además cada pareja tiene su propio espacio para descubrir y experimentar nuevos placeres mediante prácticas sexuales, de las cuales no muchas son comunes.

¿List@ para descubrir?

Las prácticas sexuales son para todo el mundo, lo único que se debe tener en cuenta es que siempre debes llevarlas a cabo sin causar daño físico o emocional ni a ti, ni a otra persona y debes practicarlo, siempre contacto con la aprobación de tu pareja.

Hoy traemos unas practicas poco comunes que te pueden dar un cambio dinámico y excitante y te ayudaran a despertar parte de tu cuerpo que no conocías y a descubrir áreas sensaciones e insólitas que te generarán placer.

– Humming: Tu boca y la de tu pareja pueden crear vibraciones sobre los genitales y extenderla más allá, incluso hasta la pelvis. Consiste en emitir continuos sonidos de baja vibración o zumbidos de manera prolongada cuando se da sexo oral, algo así como el mantra Om que recitan los yoghis y tibetanos, pero sobre la vulva o con el pene dentro de la boca.

Esta práctica es el principio de los juguetes sexuales vibratorios. Las ondas o palpitaciones sonoras exacerban el orgasmo y hacen el proceso mucho más placentero y hasta divertido.

– Russian Arts: Estimulación del pene entre dos pechos femeninos. En esta práctica el pene requiere de lubricación, en ese caso y dado que no habrá penetración, y por ende no usarás condón que pudiera degradarse, lo mejor es utilizar aceite (especialmente de masajes).

Coloca una cantidad sobre los pechos, mientras les brindas un masaje y ella estimula tu miembro. Con calma colócalo entre los senos y empieza a frotarlo, siempre con suavidad y calma.

– Fisting: Requiere de cuidado y estrategia, no es algo que deba surgir sin previa estimulación. Consiste en penetrar la vagina de tu pareja con el puño.

El objetivo del fisting tiene como fin hacer sentir a la mujer que está completamente “llena” y crear presión en las paredes vaginales lo que profundizará el orgasmo sobre todo si hay estimulación del clítoris. Debes ir paso a paso y es imprescindible que tu compañera se encuentre perfectamente excitada y dispuesta.

 

Subir