La meditación, un remedio para el estrés de la cuarentena – Amor
Pareja

La meditación, un remedio para el estrés de la cuarentena

Foto Danilo Arenas
Foto Danilo Arenas
“La meditación es una herramienta interna para conocer la mente”, dice el monje budista Guen Kelsang Sangton.

La cuarentena por la pandemia del coronavirus ha traído diferentes tipos de consecuencias adversas. Aparte de las relacionadas con la vida y la salud, las económicas y las sociales, uno de sus efectos más negativos ha sido el de trastornar el equilibrio emocional de las personas en aislamiento preventivo obligatorio. Entre estas emociones negativas están los problemas de estrés, ansiedad, irritabilidad y depresión.

Para contrarrestar estas perturbaciones mentales, intensificadas durante la pandemia del Covid-19 y el consecuente confinamiento obligatorio, Guen Kelsang Sangton, monje budista y maestro residente del Centro de Meditación Kadampa en Colombia, propone la práctica de la meditación.

“La meditación es una herramienta interna para conocer la mente”, dice el monje budista, que con ejemplos prácticos (ver video) expone sus beneficios para contrarrestar problemas emocionales como el estrés, la ansiedad, la depresión y la irritabilidad, que se han intensificado en esta cuarentena por el coronavirus

Y explica: “Nuestra mente es todo lo inmaterial con lo que nos identificamos: nuestras ideas, pensamientos, creencias, sensaciones, emociones, el amor, la compasión, el enojo, el estrés. Todo eso es mente. La meditación básicamente lo que nos ayuda es, a través de un ejercicio de introspección, primero empezar a conocer lo que hay en nuestra mente. A conocer, por ejemplo, si hay enojo, si hay estrés, si hay amor, si hay compasión, si hay tranquilidad. Segundo, nos va a ayudar a cambiar los estados mentales que estamos experimentando”.

La mente funciona con hábitos

En este diálogo con RCN Radio, el maestro Sangton continúa desentrañando el complejo funcionamiento de la mente. “Nuestra mente funciona con hábitos; son hábitos. Entonces, la meditación es una palabra tibetana que quiere decir ‘familiarizarse con’; familiarizarse. Entonces, nuestra mente tiene hábitos. Si nos malgeniamos y no hacemos nada para quitar este hábito y al otro día nos malgeniamos, y al otro día también, y al otro día también, llega un momento en el que ya vivimos así y explotamos con cualquier cosa. Entonces, la meditación nos ayuda a darnos cuenta que está este hábito y a empezar a cambiar por otro hábito como el de la aceptación, o el de la compasión o el de la resiliencia. Entonces, básicamente la meditación es establecer nuevos hábitos para contrarrestar los viejos hábitos, que son incómodos, y así funciona: es familiaridad”.

 

De manera virtual -tal como lo demandan las actuales circunstancias de aislamiento-, desde la sede del Centro de Meditación Kadampa (www.meditacionencolombia.org)) en el barrio Chapinero de Bogotá afirma que “no importa nuestro credo, no importa nuestra ideología, nuestro estrato, nuestras mentes funcionan exactamente igual. Cuando hay estados mentales constructivos se pacifica, cuando hay estados mentales negativos como el estrés o el enojo se incomoda”.

Y complementa: “Nuestras mentes funcionan igual y estamos inmersos en una interdependencia. Entonces, desde este punto de vista, el mejorar mi mente también beneficia a los demás. La idea es que todos podamos beneficiarnos, que si yo soy más tranquilo, menos estresado, pues, claro, el ambiente en el que me muevo recibirá menos estrés, verá un efecto inspirador de que es posible no estresarse y probablemente emulen ese efecto o esa misma experiencia en sus propia esferas y de este manera todos nos beneficiemos, así como nos perjudicamos del enojo, del apego y del estrés. La idea es que todos tengamos un beneficio de esto”.

 

Guen Kelsang Sangton, monje budista y maestro residente del Centro de Meditación Kadampa en Colombia, explica y muestra en el video que acompaña esta nota una sencilla y eficaz técnica de meditación que ayuda a controlar el estrés y la ansiedad. También da una serie de consejos para manejar en todo momento las emociones negativas, pero especialmente en esta incierta época de coronavirus y cuarentena.

Fuente
Sistema Integrado Digital
Subir