Las mentiras más frecuentes de las mujeres en la cama - Amor
Pareja

Las mentiras más frecuentes de las mujeres en la cama

Para tener una sexualidad plena con la pareja, es necesario ser completamente sinceros, sin embargo las parejas que logran esta sinceridad son muy pocas, pues los hombres y las mujeres siempre están ocultando u omitiendo algunos detalles para hacer sentir bien a su pareja, por temor o pena.

Para tener una sexualidad plena con la pareja, es necesario ser completamente sinceros, sin embargo las parejas que logran esta sinceridad son muy pocas, pues los hombres y las mujeres siempre están ocultando u omitiendo algunos detalles para hacer sentir bien a su pareja, por temor o pena.

Para tener una sexualidad plena con la pareja, es necesario ser completamente sinceros, sin embargo las parejas que logran esta sinceridad son muy pocas, pues los hombres y las mujeres siempre están ocultando u omitiendo algunos detalles para hacer sentir bien a su pareja, por temor o pena.

El día de hoy mencionaremos algunas de las mentiras más frecuentes que usan las mujeres y sus motivos para hacerlo.

– El tamaño no es importante: Totalmente falso, para las mujeres el tamaño si importa y quienes dicen esta frase es para no hacer sentir mal a ese pobre chico mal dotado.

– No existe sexo sin amor: Es una frase que ya está pasada de moda, pues las mujeres ya se han igualado a los hombres en este sentido y no necesitan estar enamoradas para tener una noche de loca pasión.

– Lo que vale es lo que va por dentro: El primer interés hacia una persona siempre entra por los ojos, pues sería realmente imposible conocer sus sentimientos o pensamientos con solo verlo, así que puede que tenga mucha importancia lo que va por dentro, pero definitivamente no es lo único que importa.

– Nunca me he masturbado: Otra de las mentiras más comunes, aunque su negación se deba a todos los tabúes existentes sobre el tema, la verdad es que todas las mujeres se han auto-complacido aunque sea una vez en su vida y la gran mayoría lo practica con regularidad.

– Eres el primero que me hace sentir todo eso: A menos de que sea su primera vez, es difícil que esta frase sea completamente sincera, pues las mujeres siempre tienden a hacer sentir bien a su pareja y como parte de ello quieren subirle el ego en la cama.

Subir