Las mujeres son propensas a consumir licor cuando están de malgenio - Amor
Pareja

Las mujeres son propensas a consumir licor cuando están de malgenio

“Malgenio y licor es una mezcla que a las mujeres se les da muy bien”, aseguró un nuevo estudio de la universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

"Malgenio y licor es una mezcla que a las mujeres se les da muy bien", aseguró un nuevo estudio de la universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Las mamás siempre dicen que no se debe “ir a la cama con el genio alborotado”. Pero además de esto, una investigación revela que otra cosa que es importante evitar en momentos de ira es el trago.

“Malgenio y licor es una mezcla que a las mujeres se les da muy bien”, aseguró un nuevo estudio de la universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Los investigadores llegaron a esta conclusión a través de un experimento un tanto fuerte para algunos. Separaron a 30 mujeres en dos grupos e intencionalmente llevaron a las 15 chicas del primero al estado máximo de malgenio, al burlarse de ellas tras no conseguir armar un rompecabezas (pero, ¿quién no se pone de mal genio cuando lo ponen en situaciones de estrés y se mofan de su labor o esfuerzo?) Una vez todas estabas hartas e irritadas, las 30 mujeres fueron reunidas y se les pidió que hicieran una prueba de sabores entre gaseosas de jinebra y cerveza, como un test alterno.

Curiosamente, el resultado de la prueba arrojó que las mujeres que se pusieron de malgenio tomaron el doble del alcohol que consumienron sus relajadas compañeras.

¿Por qué? se preguntarán. Pues bien, “lo que sucede es que las mujeres tienden a ocultar mucho más que los hombres sus sentimientos, y lo hacen de una manera firme, lo que termina convirtiendo toda esa irritación en una acumulación de tensión, de estrés, y la mejor manera de salir de esa tensión tiene como primera salida el consumir licor“, explicó la autora del estudio, Nora Noel, pHD en sicología de la universidad de Carolina del Norte.

“El problema, por su puesto, es que al recurrir a la bebida en lugar de buscar una ayuda saludable para soltar toda esa ira, termina llevando a consecuencias negativas tanto para la persona que se pega a la botella para liberar tensiones como para aquellos en su entorno“, continuó Noel.

Tu ira habla por ti

¿Qué hacer en este tipo de casos? “Reconocer que se tiene una tendencia hacia el consumo de alcohol cuando se entra en estado de malgenio es un primer paso”, dice la doctora. “Luego, es aprender y aplicar soluciones saludables para liberar la ira y la tensión, que pueden ayudar a disminuir la sensación de ansiedad y las ganas de tomar”.

La próxima vez que estés a punto de estallar, puedes intentar:

Compartir lo que sientes, ya que “expresar la ira con firmeza y decir a los demás que estás inconforme en el momento adecuado hace que esas personas entiendan que estás incómoda con la situación”. Hablar del tema con los amigos es una práctica efectiva que libera la ira y baja los niveles de tensión.

Respirar profundo 10 veces, de tal manera que sientas que tu cintura se extiende cada vez que exhalas. “Las técnicas de respiración hacen que el oxígeno circule por la sangre y se libere la hormona serotonina, que se encarga de calmar los nervios”, dice el profesor de psiquiatría de la escula Médica de la Universidad de Georgetown, Norman Rosenthal.

Toma un lápiz, un cuaderno y escribe todo eso con lo que te estresas. “Poner en el papel esos sentimientos te llevan a conocerte más y a entender qué situaciones son nocivas para tu tranquilidad. Un diario puede ayudarte a notar esos temas que constantemente te sacan de quisio”, comparte James Pennebaker, sicólogo de la universidad de Texas.

Busca la calma con una caminata Los investigadores de la universidad de Aichi en Japón encontraron que las mujeres que caminan por lo menos una hora todos los días tienen unos niveles más bajos de ira y tensión que las sedentarias, reporte que se publicó en el Journal of Psychological Anthropology.
Información tomada de la revista Prevention

Subir