Mitos sobre la infidelidad - Amor
Pareja

Mitos sobre la infidelidad

Scott Haltzman, psiquiatra en la Universidad de Brow, ha estado investigando a hombres y mujeres, al matrimonio y a las relaciones desde hace más de una década. “En ese tiempo, he llegado a descubrir que uno de los mayores retos para una relación comprometida es cuando un miembro de la pareja busca fuera del matrimonio una conexión, ya sea física o emocional”, afirma.

Scott Haltzman, psiquiatra en la Universidad de Brow, ha estado investigando a hombres y mujeres, al matrimonio y a las relaciones desde hace más de una década. “En ese tiempo, he llegado a descubrir que uno de los mayores retos para una relación comprometida es cuando un miembro de la pareja busca fuera del matrimonio una conexión, ya sea física o emocional”, afirma.

Scott Haltzman, psiquiatra en la Universidad de Brow, ha estado investigando a hombres y mujeres, al matrimonio y a las relaciones desde hace más de una década. “En ese tiempo, he llegado a descubrir que uno de los mayores retos para una relación comprometida es cuando un miembro de la pareja busca fuera del matrimonio una conexión, ya sea física o emocional”, afirma.

“Cuando la gente se entera de una infidelidad, a menudo hace suposiciones acerca de cómo y por qué el otro tiene un affair. Vivimos en una cultura que busca callar muchas cosas, y cuando se trata de infidelidad, hay un montón de tonteras dando vueltas,  la mayoría de las cuales no son verdad”, agrega

Hoy traemos para ustedes los mitos más frecuentes en cuanto a las infidelidades.

10. Si una aventura es descubierta, la pareja nunca más puede volver a ser feliz. 

Las aventuras suceden, y las personas se recuperan. Casi nunca escuchas las historias exitosas, porque de ellas no habla nadie. Las parejas pueden aprender con éxito a reconstruir sus relaciones, e incluso muchos afirman que sus lazos son aún más fuertes desde que hablaron y trabajaron sobre estos temas.
En una infidelidad, distinguir el hecho de la ficción puede ayudarte a vos y a tu pareja a obtener una mejor comprensión de cómo se produce una aventura, qué esperar si a uno le pasa y lo que puede hacer para prevenir la infidelidad. En este sentido, la verdad es una poderosa herramienta que puede ayudarte a recuperar.

9. La mayoría de los que tienen aventuras son infelices en su matrimonio.

En las encuestas que preguntaban a quienes tenían aventuras, si querían abandonar a sus esposos, la mayoría dijo que no. El 56% de los hombres y el 34% de las mujeres todavía pensaban que sus matrimonios eran bastante buenos.

8. La infidelidad nunca es por sexo, sino por otras cuestiones matrimoniales.

A veces, fuera del matrimonio, sexo es sólo sexo. Por supuesto que ciertas infidelidades tienen que ver con necesidades emocionales insatisfechas, pero para algunas personas (no la mayoría) una aventura se trata sólo de salir y tener sexo con alguien.

7. No puedes llamarlo infidelidad si no hubo sexo. 

Muchas infidelidades suceden sin nada sexual. ¿Quedarse hasta tarde a la noche enviando mensajes de texto en secreto a un antiguo compañero del colegio con tus más íntimos pensamientos es ser infiel? Quien lo hace tal vez no lo vea como una infidelidad, pero puede apostar que su compañero o compañera no compartirá este punto de vista. Cuando compartes una parte emocional de tu persona con alguien con quien potencialmente podrías tener un aventura algún día, eso es ser infiel.

6. Las aventuras tienen que ver con la atracción sexual.

Sí, algunas son sólo sobre sexo, pero un montón de veces, las aventuras ocurren debido a una conexión emocional. A veces, salir juntos y compartir sentimientos es a lo más lejos que llega una ventura, aunque es cierto que el sentido de cercanía emocional a menudo conduce al sexo.

5. Las infidelidades suceden debido a problemas en el matrimonio.

Esta es la verdad: casi todos los matrimonios tienen problemas. Las aventuras no suceden porque algo está mal con el matrimonio, sino que pasan, en parte, porque las parejas no saben cómo trabajar juntos para resolver los problemas que tienen. Tener problemas en tu relación no justifica el engaño.

4. Una vez que se es infiel, se es siempre infiel. 

Sí, pero no todo el que engaña es la encarnación del mal. Muchas aventuras son cosa de una sola vez. Luego de una infidelidad, un matrimonio puede volver a un punto de estabilidad o destruirse. Después de terminar el engaño, para que la curación tenga lugar, el que fue infiel tiene que decir toda la verdad. El conocimiento de la verdad es el primer paso hacia la sanación.

3. Después de una aventura, despídete de tu matrimonio.

¡No tan rápido! Más de la mitad de los matrimonios sobreviven a la infidelidad. Aunque la relación se puede romper por otros problemas en el futuro, cuando las parejas están dispuestas a trabajar juntas, se sorprenden al descubrir que pueden reconstruir la confianza.
Las razones más comunes para la disolución de un matrimonio, (del 53% al 55%) es ir separándose y no ser capaces de hablar el uno con el otro.

2. Los engaños se dan con gente mucho más joven o más atractiva.

No necesariamente. Por lo general, los son amantes no son más jóvenes, más ricos o más atractivos que los cónyuges.

1. Los engaños suceden porque se sale de cacería.

No, la mayoría de las veces, las aventuras les pasa a personas que no están en busca de una. Esto es particularmente cierto en los casos en los que una pareja sólo ha engañado con una persona.
Los engaños a menudo comienzan por sentirse muy a gusto con alguien, como la persona en el cubículo de al lado del tuyo en el trabajo. Esa comodidad sigue por compartir secretos íntimos, que luego pueden pasar a una cita.

Subir