Teatro en el sexo... Vale la pena fingir? - Amor
Pareja

Teatro en el sexo… Vale la pena fingir?

El sexo en pareja es un acoplamiento, donde existe una mezcla de educación, confianza, complicidad, entendimiento y placer mutuo. Pero ¿qué pasa cuando el sexo se convierte en teatro y no en un acto íntimo?

El sexo en pareja es un acoplamiento, donde existe una mezcla de educación, confianza, complicidad, entendimiento y placer mutuo. Pero ¿qué pasa cuando el sexo se convierte en teatro y no en un acto íntimo?

El sexo en pareja es un acoplamiento, donde existe una mezcla de educación, confianza, complicidad, entendimiento y placer mutuo. Pero ¿qué pasa cuando el sexo se convierte en teatro y no en un acto íntimo?

El sexo fingido es más común de lo que se cree, y muchas veces se presenta para hacer sentir bien a la pareja cuando la relación sexual no es satisfactoria. Ante esta situación se apunta siempre hacia la mujer, como la que comúnmente finge orgasmos, para hacer sentir a su pareja que la está “pasando fenomenal”.

Amor estéreo, consultó al Médico Psiquiatra – Sexólogo, Carlos Pol Bravo quien aseguró que “en el marco de la sexualidad valen, como en la guerra y el amor muchas cosas, muchas armas de seducción, muchas vías de deseo, pero jamás la mentira y el engaño y más aun cuando éste engaño está basado en la propia esfera íntima de la pareja. Me refiero puntualmente al triste y conocido Orgasmo fingido, donde la más perjudicada es la propia mujer que lo realiza y mantiene”.

Las arcaicas frases: “No tengo tanta necesidad como tú”, “enfoco el sexo de otra manera” y “no quiero hablar de eso”, acompañadas de un “no te quería hacer sentir mal” ó “para mí no tiene importancia”; son tristemente la condena de una forzada anorgasmia que es cuando no hay orgasmo en una relación sexual, y no es expresada.

No es una explicación valida, con sí misma y la pareja, pero en esas conductas, no debemos olvidar una falta de conocimiento en sexología, factores transculturales negativos y lo más importante: Sentimientos de pérdida. “Si se lo digo afectaría su orgullo masculino” (Falso concepto machista, por desgracia muy diseminado) “como lo sepa, se va a molestar y no tenemos más relaciones sexuales o se busca otra y lo pierdo”. Falsos mitos en sexología social que perduran y afectan según todo lo explicado.

“Lo grave de todo esto, es que el engaño empieza por conmiseración o comodidad para rebotar en frustración y evitar el coito, y esas conductas evitacionistas producidas por todo lo dicho no solo deterioran, liman y destruyen que es peor, cualquier satisfacción femenina o sexualidad, o relación de pareja” afirmó el especialista.

Para qué mentir y fingir si se puede disfrutar en pareja de un buen sexo. Así que “es más fácil frentear, comunicar, comprender y decidir en pareja una solución para evitar aumentar el problema, y si esto último lleva a la necesidad de una terapia, ni es inmoral, ni morboso o peligroso; en cambio son indispensables para solucionar el orgasmo fingido” o sea, el absurdo TEATRO EN EL SEXO. Concluyó el Dr. Pol.

 

Ana María Cuartas J. – @anicuartas

Subir